Mi Información

Tengo más de 25 años de experiencia legal, incluyendo 12 años trabajando en el area de derecho de familia en California. Me mudé de mi nativa Colombia al Área de la Bahía hace alrededor de 15 años. Soy abogada licenciada en California y la República de Colombia. Soy bilingüe en Español é Inglés. Como abogada licenciada en ambas jurisdicciones tengo conocimiento preciso de los procedimientos y conceptos legales en los dos lenguajes.

Después de 10 años de dedicado servicio, me pensioné del Tribunal Superior del Condado de Alameda. Mi experiencia en el tribunal incluyó varios años trabajando en la oficina del Facilitador de Familia y el Centro de Auto-Ayuda.

Mi trabajo en el tribunal me dió la oportunidad de ayudar a miles de litigantes con sus problemas legales y me permitió ganar una valiosa perspectiva de todos los aspectos humanos y legales involucrados en los casos de familia incluyendo divorcio, paternidad y guardián de menores. Estoy bien familiarizada con el alto nivel de confusión, conflicto y frustración que sufren todas las partes envueltas en el proceso incluyendo hijos, familia y amigos, abogados y consejeros, etc.

Mi extensa experiencia profesional está enriquecida por dos experiencias personales opuestas: una de niña y adolescente afligida por los muchos años de conflicto entre mis padres,  el cuál continuó hasta después del divorcio; y la otra, como nueva esposa, madrastra, y miembro de la pacífica familia mezclada que resultó del divorcio amigable de mi esposo.

Mi experiencia tanto profesional como personal, me han llevado a creer que la transformación total del tribunal de familia y la práctica legal en el área no son solamente necesarias sino también posibles. Por esto hé recibido con mucha anticipación los avances traidos por los movimientos de Derecho Colaborativo é Integrativo.

Mi práctica se centra en los derechos legales de mi cliente, sus metas financieras a largo plazo y el bienestar general de su familia. Yo creo que las tácticas legales excesivamente agresivas, además de innecesarias en muchos casos, sólo sirven para incrementar gastos legales y conflictos reduciendo las posibilidades de una vida de familia más pacífica y un mejor futuro para el cliente.

Creo que una relación más respetuosa y menos conflictiva entre los padres, si és posible, resulta en una mayor capacidad de los hijos para adaptarse a los cambios, garantizando a todos un ambiente más satisfactorio, estable y seguro.